Los motores, aunque más tecnológicos, necesitan cuidado: 10 claves para mantenerlos

Aunque los motores son cada vez más tecnológicos, hay algunos tips que según Fercol se pueden tener en cuenta para que el auto ande mejor

auto en ruta

Fercol, marca de lubricantes, presentó una serie de consejos para cuidar el auto. Estos son:

1. Cambiar las bujías y cables: Los cables recorren el camino que va desde el distribuidor hacia las bujías para conducir la electricidad. Éstos generan una chispa que llega a encender la mezcla de aire y nafta en la cámara de combustión. Si los cables tienen un aspecto viejo, es posible que el auto no encienda o, en muchos casos, que el motor sufra para llegar a la combustión. Al cambiar las bujías y los cables gastados estás permitiendo que la electricidad se traslade sin ningún problema.

2. No acelerar y detenerse: Es cierto que los motores fueron hechos para correr, pero éstos tienen un mejor funcionamiento cuando trabajan de manera constante. Dentro de tus posibilidades, intentá manejar manteniendo la velocidad, evitando frenar y arrancar reiteradamente.

3. Reemplazar el filtro de combustible: Muchos de nosotros no pensamos qué ocurre con el filtro de combustible, solamente le prestamos atención cuando empieza a desprenderse un olor fuerte dentro del vehículo. Este vital elemento a veces se llena de partículas o impurezas que afectan al motor. Si realizas el cambio de filtro, el combustible va a fluir limpio y el motor va a quemarlo con mayor facilidad.

4. Controlar las luces del tablero interior: Estate atento a las luces del tablero interior de tu auto. Si se prende cualquiera de ellas, te recomendamos llevarlo de inmediato a tu mecánico de confianza para que te asesore.

5. Tené en cuenta las bandas del motor: La función de las bandas puede variar dependiendo el vehículo, pero lo importante no es saber para qué sirve cada una de ellas, sino percatarse de su aspecto, cuidar que no estén desgastadas o con grietas. Si este es el caso, lo conveniente es cambiarlas para evitar que se rompan y causen un daño severo. El chillido es un síntoma muy frecuente.

6. Cargar nafta antes de que llegue al mínimo: La nafta tiene una serie de sedimentos que van asentándose poco a poco y, con el pasar de los años, luego de haber llenado una buena cantidad de veces el tanque, éstos se acumulan; y al estar andando con el mínimo de combustible, el motor comienza a succionarlos, generando un daño interno. Te recomendamos cargar nafta cuando aún queda un cuarto de tanque para evitar futuros inconvenientes.

7. Asegurarse de que no haya goteras: No es necesario ser un experto para notar que tu auto está goteando, ya sea por el olor o porque deja pérdidas cuando está estacionado. Estas filtraciones son, en general, de aceite o refrigerante. El calor intenso y la presión pueden dañar, con el tiempo, las mangueras. Es importante revisarlas y controlar que no estén viejas o tengan ranuras.

8. Cambiar el filtro de aire: Es necesario que el motor tenga una ventilación adecuada para el proceso de combustión. El filtro de aire es el encargado de cumplir con esta función. Te recomendamos cambiarlo regularmente porque puede saturarse de impurezas.

9. Mantener el sistema de enfriamiento en funcionamiento: Una de las mejores formas de evitar que el motor se sobrecaliente es cuidar el nivel de líquido refrigerante. Te aconsejamos revisarlo con frecuencia.

10. Cambiar el aceite con regularidad: Este tal vez sea uno de los aspectos más importantes para el cuidado de tu motor, ya que el cambio de aceite con frecuencia permite una buena lubricación de sus partes. Por otro lado, también evitará que se sobrecaliente y desgaste. Los periodos regulares pueden variar de acuerdo al tipo de motor. Por lo general, cada 5000 km, 8000 km o 10000 km, es necesario darle un cambio.

 

← Continuar navegando AutosiPro

Comentar esta nota
Copyright © 2015 Emprendimientos Corporativos S.A. Todos los derechos reservados | Anunciar en iProfesional